Imagen 1.jpg

PLANEACIÓN DE LA DEMANDA Y PRONÓSTICOS

Planeación de la demanda y los pronósticos es un proceso de negocio que consiste en predecir la demanda futura de productos y servicios y la alineación de las capacidades de producción y distribución en consecuencia. Involucra un número de funciones diferentes de negocio y requiere el intercambio de información oportuna, procesamiento preciso de estos datos y el acuerdo sobre los planes de negocio conjuntos a lo largo de la cadena de suministro.

El proceso contiene tres partes

  • Pronóstico de la demanda: creación de una proyección para la demanda sin restricciones para un producto o servicio a través del tiempo.
  • Planeación de la demanda: el desarrollo de un pronóstico que refleja las restricciones conocidas y posibles impactos asociados que pueden ocurrir como resultado de eventos externos, capacidad (ya sea de producción o logístico) o cambio de prioridades.
  • Gestión de la demanda: influenciar la demanda a través de la adición (o cancelación) de actividades, el incremento o reducción de los precios, o el racionamiento o asignación de stock.

Mayor inversión en los pronósticos

Una mayor competencia, mayor frecuencia en el lanzamiento de nuevos productos y ciclos de vida más cortos han hecho que el pronóstico sea cada vez más complejo.

Las organizaciones también se han vuelto más complejas en la última década, y muchas ahora operan en un gran número de ubicaciones, unidades de negocio y mercados. Los niveles sin precedentes de incertidumbre económica, que han afectado los patrones de compra y los datos históricos, se han sumado a esta complejidad.

Es evidente que la necesidad de mejorar los niveles de servicio y reducir las existencias son los dos principales motores de la inversión de recursos los procesos de pronosticar y de planeación de la demanda.

Los principales desafíos de la planeación de la demanda

Los tres obstáculos principales que la industria enfrenta en el área del desempeño de la exactitud del pronóstico son:

  • La falta de comunicación, por ejemplo, la comunicación tardía de cambios en la mecánica de promociones.
  • Colaboración interna insuficiente por problemas tales como la falta de una herramienta de pronóstico reconocida o proceso, la complejidad promocional y la integridad de los datos.
  • Adicional a estos desafíos, hay temas organizacionales. Por ejemplo, dentro de una organización, ¿Quién es el responsable de ejecutar el pronóstico?, ¿Esta persona está facultada para influir en el pronóstico o para cambiarlos?

El ciclo del pronóstico

Un ciclo típico de pronóstico a corto plazo incluye los siguientes pasos:

 
Ciclo pron¢stico.jpg
 

Medir la precisión del pronóstico

Imagen 4.jpg

La clave para un buen pronóstico es una precisión consistente, ya que esto ayudará a que las empresas establezcan los niveles adecuados de inventario, evitando el exceso de existencias o disminución de las existencias. Cuando los pronósticos son consistentemente más altos que las ventas reales, los niveles de inventario se aumentarán. Donde son consistentemente menores, los problemas con los niveles de servicio se harán más frecuentes.

La exactitud del pronóstico se puede medir en múltiples niveles, incluyendo el producto, cliente o nivel de negocio.


PLANEACIÓN DE LA DEMANDA Y PRONÓSTICOS

La necesidad de mejorar el servicio y reducir las existencias ha llevado a las empresas a invertir recursos en el proceso de pronosticar y planeación de la demanda. Se ha identificado una serie de beneficios clave para la medición de la exactitud del pronóstico.

  • Beneficios del Servicio: además de tener un claro impacto en el servicio al cliente, un proceso de planeación de demanda formal ayuda a las empresas a responder más rápidamente a los acontecimientos relacionados con el mercado.
  • Beneficios Económicos: esto incluye disminución de los desperdicios, una mayor precisión de la producción, reducción del mantenimiento de reservas y una mejor planeación de la capacidad.
  • Beneficios en los Ingresos: mediante una mayor disponibilidad en las estanterías y estando más cerca de los planes de negocio.
  • Beneficios Organizacionales: tales como una mejor rendición de cuentas, un mayor control de los procesos, reducir el nivel de ambigüedad y mejorar la colaboración interna.
Imagen 5.jpg

La colaboración es la clave

La falta de colaboración con los socios comerciales claves es vista como una frustración para los proveedores en el proceso de planeación de la demanda.

Esto indica que a pesar de los esfuerzos para compartir información, esto no es una práctica común en todo el sector, y no es suficiente por sí solo.

El camino a seguir

Las compañías necesitan adoptar un enfoque más sistemático para la planeación de la demanda y el pronóstico. Existe la necesidad de esforzarse por las prácticas colaborativas más profundas de la cadena de abastecimiento, tanto dentro de las organizaciones y con los socios comerciales. Por lo tanto, el desarrollo de prácticas de la cadena de abastecimiento impulsa las capacidades del negocio, optimiza los niveles de servicio, reduce el desperdicio y maximiza la disponibilidad en las estanterías.

 

Nota: tomado de IGD.com, demand planning and forecasting